Hoy día 13 de Diciembre de 2019, mal número el 13 para los supersticiosos se detecta un olor muy confuso  que invita al optimista a doblegar su actitud si mira los acontecimientos día a día. 

Estamos envueltos en un capricho de poder de un personaje engreído, mentiroso, prepotente, manipulador y por supuesto con el desconocimiento más amplio del significado SENTIMIENTOS. 

Tenemos un Jefe de Estado dentro de una estructura Monarquíca despreciada, ridiculizada y puesta en tela de juicio en base a sus actuaciones familiares y sus decisiones políticas, que aceptan el riesgo de una ruptura social, territorial, incluso con la posibilidad de enfrentamientos civiles de odio en relación a diferentes posicionamientos y criterios políticos que ya se están desarrollando en ciertas regiones entre propios vecinos incluso familiares. 

Todo esto es acompañado de unos medios de comunicación totalmente partidistas e hipócritas que enfocan cada información basados en los intereses que les mantienen transcribiendo la realidad hasta el punto de falsearlas e incluso inventarlas con la única finalidad de beneficiar o destruir sin piedad incluso a las personas y por supuesto en ningún caso importándoles el mal que puedan crear al País. 

El inicio de la transformación de un País amamantado por 40 años de dictadura, eso sí, una dictadura de tipos de calibración según a cada uno le apretaba el zapato, en un Estado Democrático respetuoso con los acuerdos de borrar el pasado en todos los ámbitos que una guerra y una ya comentada dictadura habían creado, abriendo una etapa que hiciese de nuestro País la unión de todos bajo las directrices de una Constitución creada en acuerdo total y con la obligación de respetarla y acatarla. 

Hoy como ya he dicho día 13 y después de un desprecio profundo de nuestros políticos poco a poco, según se han ido haciendo cargo del Gobierno a las reglas que nos llevaron a un cambio envidiado por todo el mundo y en un plazo tan corto, que estamos en una incertidumbre y desunión tan grande que vemos el futuro totalmente divididos y cada uno actuando en beneficio propio sin interesarnos el final que acontezca debido a la actuación impresentable de nuestros políticos que realmente es lo que han buscado, de tal forma que han hecho de sus obligaciones hacia los que los mantenemos ahí, un crudo y repugnantemente negocio de intereses, enfrentamientos, corrupción, manipulación y división que es imposible desmontar si no es con la mano dura de una PROPUESTA sin sentimientos, sin deudas, sin clasificaciones y sobre todo sin el mayor de los consentimientos a quien pretenda la ruptura de la Unidad de España y la falta de respeto a su historia y sus tradiciones.

Por esta razón me pregunto ALGO SE ESTÁ MURIENDO !!, o YA ESTÁ MUERTO ?.

Simplemente porque la solución que propongo se me hace IMPOSIBLE. 
Opc

BLOG: www.orlandoporras.es

13.12.2019